Humberto no se llama Humberto, pero pide que se le sustantivo. Es igual que un guia de turistas…

conoce todos las rincones, sabe lo que ocurre aqui y lo que sucede alla. Humberto muestra cada Algunos de los cuartos, como En Caso De Que el similar habitara aquel sitio. Bueno, en realidad si lo habita. Lleva tres anos de vida que visita La Casita, un sitio de encuentro sexual, ubicado acerca de avenida de las Insurgentes.

Por caso que La Casita nunca tiene un spot. Su fachada, vieja asi­ como descuidada, solo asoma una camino sobre metal; a un lado, un boton que no deten apretarse. Suena asi­ como enseguida se ingresa al empujar la paso y no ha transpirado subir unas escaleras que rechinan. Luego sobre la revision, sobre un veloz registro en la recibimiento, lo que sigue alli adentro seri­a un vapor con dispares olores.

La Casita es un tipico para el ligue y las encuentros sexuales entre hombres en el Distrito Federal. En su pagina sobre Internet reza su spot “Somos un club particular para varones gay mayores de perduracion, en donde podras gozar, con el maximum sobre seguridad desplazandolo hacia el pelo comodidad, instantes satisfactorio en compania sobre otros hombres gay”.

Para, Gabriel Gutierrez, coordinador de casamiento de la compania

“Estamos hablando sobre sitios donde van hombres mayores, que asisten de modo consensuada, donde puedan sentirse bien, seguros por si algun jornada ocurre algo”, sugiere el especialista.

Lo dice porque el novio igual cuando fue a un punto de coincidencia sexual en Canada de veloz se encendieron todas luces, por el altavoz indicaron que la ambulancia ingresaria. Enseguida entraron los paramedicos, revisaron asi­ como subieron a la camilla al accidentado. a las pocos min. todo volvio a la normalidad.

Y se pregunta Gabriel “Si pasara un percance o un sismo o incendio, pasaria exactamente lo, con la misma ciudadania aca en Mexico?

Pero no solo en cuanto a la protecciin, dice Gabriel Gutierrez. Regular dichos sitios Asimismo daria un preferiblemente asistencia, habria condiciones sobre sanidad y no ha transpirado laborales. “El contratiempo podri­a ser aquellos lugares aparecen como clubes y nunca igual que lugares de avenencia. Nunca son ilegales, pero nunca estan regulados desplazandolo hacia el pelo operan en el limbo”, senala.

MITOS sobre UN FURTIVO COINCIDENCIA

Aunque primeramente de entrar en materia, tomemos de modelo a Humberto. En caso de que el tuviera un choque dentro de aquellos sitios, seguramente la atencion nunca es tan natural y no ha transpirado indiscutible, como En Caso De Que le ocurriera en alguna establecimiento o restaurante. Gabriel Gutierrez insiste en la regulacion sobre las lugares thaifriendly, en pro sobre la sexualidad mas placentera asi­ como segura.

Sin embargo, hay otros mitos en aquellos sitios desplazandolo hacia el pelo muchos sobre ellos son emitidos por usuarios interesados en conocerlos. En algunos grupos por la red, como las sobre Yahoo, Carlito dice “Son sitios sucios desplazandolo hacia el pelo van abuelitos a ligarse jotitas”. Xmir opina “Quiero ir –se refiere a las cabinas en algunas sex shop– aunque dicen que se te pegan enfermedades”. Tomi anade “Yo fui a las orgias, por la Narvarte asi­ como alla no esta feo”.

Karla Barrios, psicoterapeuta desplazandolo hacia el pelo sexologa aclara algunas dudas “Es cierto que hay espacios concebidos de los encuentros sexuales (hoteles, cabinas, clubes) No obstante Asimismo Existen gran cantidad de sitios a donde los usuarios puede tener encuentros sexuales, en cualquier parte asi­ como tampoco se habla sobre ello. La verdad es que no se menciona el derecho al placer. Existen estigma. El sitio no es el que causa que exista infecciones sobre transmision sexual (ITS), sino dependeri? del autocuidado de cada cristiano. Es el prejuicio continuo y la exigencia valorativa a todo lo que hacemos”, opina.

Humberto asegura que en aquellos sitios hay sobre al completo. Hombres gay, bi y heteros. Viejos asi­ como jovenes. De provincia desplazandolo hacia el pelo de el extranjero. El novio pensaba, primeramente de ir, que eran lugares para familia promiscua, solitaria desplazandolo hacia el pelo con todas las ITS habidas y por encontrarse. “Pero Existen de todo”, dice desplazandolo hacia el pelo sonrie, mientras camina por un pasillo de luces ocre.

Pero Karla Barrios dice que ninguna persona cuestiona En Caso De Que la cristiano contrae el VIH-SIDA en su casa, en su empleo, con su pareja o con su amante. “Tiene que ver mas con la ejercicio que con el sitio. Si bien Asimismo va a depender de En Caso De Que es mas riesgo hacerlo en el campo o en un hotel, en las vias de el ferrocarril o en la residencia sobre mi abuela. Es como tomo la eleccion de mi placer”, anade.

Llama la interes que en el interior sobre dichos lugares, las chicas tengan poca o ninguna presencia


0 Comments

Leave a Reply

Avatar placeholder

Your email address will not be published.